Pico o volcán de Orizaba (Mexico)

En la cima del Orizaba con la sombra en forma de pirámide

Escalda del Pico o volcán de Orizaba

Para que podáis entender que me llevó a México y más concretamente a escalar un volcán, os debo explicar una increíble historia solo propia del siglo en el que vivimos.

Estaba yo un día en Twitter, y vi una cuenta de un alpinista mexicano… un tal Yuri Contreras Cedi, le empecé a seguir, y a comentar algunos de los tweets. Cada vez que iba a comer a un restaurante mexicano en Andorra o Tarragona, le mencionaba, y poco a poco fuimos conversando cada vez mas.

Como yo en twitter voy colgando fotos de mis aventuras en la montaña y esquiando, en una de esas en julio de 2017 Yuri, me dice, ‘Oye, aquí en México, tenemos el pico de Orizaba, estás invitado a venir cuando quieras’. ‘Vendré’ respondí yo.

Intenté ir en el mes de diciembre de 2017, pero no fue posible.

O sea que, hasta octubre de 2018, concretamente el día 18 de octubre coincidiendo con el regreso de Yuri y Laura del Dhaulagiri, no retomé los planes de ir al Orizaba. Yuri, mantuvo su palabra, y enseguida nos pusimos de acuerdo con las fechas.

Ya me ves con un billete de avión a México a escalar un volcán con dos perfectos desconocidos, Yuri y Laura. ¿O quizás no eran tan desconocidos?

14 de noviembre de 2018

Quedamos en Puebla, en el hotel, yo estaba muy nervioso, nos registramos, y junto con Mari, nos dirigimos hacia la habitación, por lo que era el patio del antiguo convento hoy reconvertido en hotel, de repente, veo a Laura; ZAS, un chasquido en mi cerebro, la saludo como si la conociera de toda la vida. ¡Como explicar-lo! Pues cuando te pasas varios años viendo fotos de Yuri y Laura, a los que a demás admiras, porque han escalado el Everest, y no una vez, sino cuatro entre muchas otras montañas, ya forman parte de tu vida, una vida virtual que transcurre paralela a la real, pero que transcurre como algo real, aunque intangible.

Catedral de Puebla
Catedral de Puebla

¡Luego vi a Yuri, nos fundimos en un abrazo! Ya nos ves aquí, 4 perfectos desconocidos como si nos conociéramos de toda la vida, no hubo ni una sola milésima de segundo de incertidumbre, de bloqueo, ni tan solo de duda respecto a nada. Yuri y Laura eran parte de la familia ya hacia mucho tiempo.

Por la noche dimos un paseo por puebla.

15 de noviembre de 2018

Nos levantamos pronto, desayunamos dejé despedí de Mari, que se quedó en el hotel y rumbo hacia Tlachichuca.

De camino a TLACHICHUCA
De camino a TLACHICHUCA

Dejamos los enseres en el hotel, muy acogedor por cierto y completamente renovado. El propietario amigo de Yuri, nos tendió estupendamente, no hay nada como viajar con alguien de la zona, la experiencia se magnifica en lo que respecta a su vivencia.

Hotel TLACHICHUCA
Hotel TLACHICHUCA

Para aclimatar un poco al novato (que soy yo evidentemente), Yuri decide subir con su camioneta flamantemente nueva hasta el refugio de Piedra Grande a 4117 metros de altura. La verdad es que la pista se las trae, y si no hubiera sido por la camioneta de Yuri y su pericia al volante, os digo yo que allí no subimos, es imposible, la carretera en algunos puntos es muy accidentada y complicadísima.

Yuri a los mandos de su camioneta
Yuri a los mandos de su camioneta
Rebaño al principio de la pista ref. Piedra Grande
Rebaño al principio de la pista ref. Piedra Grande
Refugio de Piedra Grande
Refugio de Piedra Grande

Finalmente, volvemos a Tlachichuca donde pasamos la noche y esperamos a que amaine un poco el viento, la nieve y la lluvia.

16 de noviembre de 2018

Por la mañana desayunamos con Yuri, Laura Andrea (hija de Laura) y Chewbacca el osito de Freda, una hermosa y valiente niña que padece de una terrible enfermedad: piel de mariposa. Su historia, valentía y fortaleza me enmudece. Nos acompañara durante toda la escalada presente en su muñeco.  Todo un ejemplo a seguir, recordándonos el tiempo que perdemos cuando quejamos tontamente por cosas tan estúpidas y sin sentido…

Yuri, Andrea, Chewbacca, Laura, Artur
Yuri, Andrea, Chewbacca, Laura, Artur

Volvemos a subir por la tarde al refugio de Piedra Grande, ya para dormir allí y salir el dia 17 de noviembre de madrugada.

Yuri dirige la orquestra. Los demás seguimos su ritmo.

El capitán nos dice que dormiremos hasta las 1 de la madrugada y a la 1h45 saldremos, pasando por el laberinto, y luego atacando una loma con unos entre 45 i 55 grados de inclinación y unos 650 metros de desnivel.

Nos disponemos a descansar durante breves horas. El dolor de cabeza se empieza a hacer notar en un novato como yo, una aspirina y al saco de dormir.

Chewbacca y Fedra
Chewbacca y Fedra

17 de noviembre de 2019

1h45 Ya salimos hacia la cima, no vamos a parar hasta llegar arriba.

Saliendo de Piedra Grande
Saliendo de Piedra Grande

Salimos a buen ritmo, el tiempo es estable, no hay viento.

Vamos avanzando bien hasta el laberinto donde se levanta algo de viento y me pongo unos guantes un poco mas gruesos.

Ya nos dirigimos hacia el pie del lomo.

A medio lomo hacia la cima, Yuri me ayuda a sacar el piolet, que me ayuda a subir mas tranquilo entre algún paso con nieve mas dura.

De repente Laura desaparece como impulsada por energía atómica o algo así, y yo me quedo a la cola. Sobre las 6h y algo llegamos a la cima del pico de Orizaba a 5642 metros sobre el nivel del mar. Aunque Laura y Yuri iban mejor que yo y por supuesto mas adelantados, me concedieron el privilegio de pisar la cima a mi primero como su invitado. Gracias en mayúsculas.

En la cima del Orizaba con la sombra en forma de pirámide
En la cima del Orizaba con la sombra en forma de pirámide

Como por una extraña magia justo a la hora del amanecer.

Un amanecer que se nos muestra en su inmensa belleza y nos permite disfrutar de las mejores vistas del altiplano mexicano.

Reposamos, nos abrazamos, y disfrutamos de las vistas. Observando la forma en forma de pirámide que proyecta el pico de Orizaba sobre el altiplano mexicano.

Un espectáculo que no puedo explicar, lo tenéis que vivir.

Ya bajamos. Sobre las 9h45 estábamos en el campo base.

El lomo que nos llevó a la cima
El lomo que nos llevó a la cima

La aventura se acabó, aunque pudimos disfrutar unos días mas de la compañía de Laura, Yuri, Andrea y Cristian junto con Ginebra Labrador. Una experiencia inolvidable que atesoramos en nuestro corazón.

Yuri, Artur y Laura
Yuri, Artur y Laura

NOTAS:

Dificultad: la montaña siempre es peligrosa y bella al mismo tiempo, todo lo que pasa de 3000 metros conlleva bajas temperaturas, y frio, mucho frio, mal de altura etc…

El lomo no tiene una inclinación excesiva, pero cualquier fallo allí significa una caída seguramente mortal de mas de 600 metros de desnivel.

El laberinto tiene su miga y si no lo conoces… estas apañado…

La pista de acceso es complicada y hay que subir en unos taxis locales que no tienen horarios muy definidos.

Por el resto, el esfuerzo, ya sabéis, vale la pena.

Sensaciones: Queridos amigos, en este viaje e aprendido muchas cosas. Pero la mas importante es que aun hay personas con corazón sobre la faz de este planeta que llamamos tierra.

Yuri Contreras Cedi y Laura González, fueron dos amigos de toda la vida, como si los hubiera conocido desde pequeño. Su hospitalidad, la cantidad kilómetros que hicieron, el hecho de estar tantos días con nosotros, su paciencia y cariño, fueron y son impagables. Montañeros de pura cepa, pero unas personas increíblemente hospitalarias, sencillas, los mejores embajadores que un país pueda desear en su representación.

Por este motivo y miles mas que quedaran en nuestra memoria, muchas gracias Yuri y Laura, por abrir las puertas de vuestra casa a dos perfectos desconocidos, y que gran alegría conocer a Ginebra!!!!

Nuestro viaje a México, la escalada del pico Orizaba, y materializar una amistad hasta ese momento inmaterial, fueron muchas sensaciones, y una carga enorme de energía positiva que nos devolvió a Andorra cargados de fuerza y la esperanza e creer en un mundo mejor, al ver que hay aun el personas que merecen mucho la pena, y de las que hemos aprendido mucho.

Una vez mas, muchas gracias Yuri y Lau. Nos vemos pronto.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: